Técnica de Bordado Con Aplicación

La técnica de aplicación en bordado consiste en usar trozos de tejidos que, cosidos durante el bordado añaden texturas y color al diseño. Se utiliza por motivos estéticos y también para el ahorro de puntadas, ya que se añade color a las superficies sin necesidad de recubrirlas de puntadas de bordado.


Es aplicable a todo tipo de bordado, en parches, espaldas etc. Cualquiera que sea el campo de aplicación, se consiguen resultados muy variados cambiando simplemente la tela usada para el aplique.

 

Como llevar a cabo esta técnica

 

  1. La Matriz: es importante tomar en cuenta que a la hora de crear una matriz para aplicación es necesario que la misma tenga ciertas condiciones, la diferencia entre una matriz convencional y una para hacer aplicación es que esta antes de comenzar a bordar debes hacer:
  • Un corrido centrado para marcar el área en la prenda
  • Un Segundo corrido centrado con un Zigzag para fijar la tela de la aplicación a la tela base.
  • Un tercer corrido centrado con un zigzag para corregir cualquier imperfección después del recorte
  • el festón que ocultara los bordes y trazos realizados con anterioridad
  1. Coloca la prenda a bordar en bastidor, Hazlo de la misma forma que lo harías para un bordado normal: elige el bastidor adecuado, usa la entretela más conveniente, y fíjala con adhesivo si lo crees necesario.
  1. Cose el Primer corrido centrado. Puedes hacerlo con cualquier color, luego va a quedar cubierto por el tejido de aplique, esto es para marcar el área en la prenda a bordar, y tener una referencia sobre donde va ir la aplicación y el bordado

 

  1. Coloca la tela que deseas utilizar como aplicación sobre el área marcada anteriormente, puedes utilizar algún tipo de adhesivo o simplemente con mucho cuidado manipular de forma manual ya que ahora deberás bordar el segundo corrido centrado con el zigzag para fijar la aplicación, Asegúrate de eliminar bien las arrugas.

 

  1. Recorta la tela de la aplicación, el exceso de tejido que hay más allá del borde cosido. Ajústate todo lo que puedas sin cortar las puntadas. Para recortar con más comodidad, saca el bastidor de la máquina, ¡pero no retires la prenda del bastidor! De igual forma seria conveniente utilizar unas tijeras especiales para este tipo de trabajo.

  1. Borda el Tercer corrido centrado con el zigzag para corregir cualquier imperfección después del recorte.

 

  1. Procede a Bordar el festón que ocultará los bordes y trazos realizados con anterioridad

  1. Continúa bordando el resto de tu diseño ya la aplicación esta lista.

A medida que practiques con esta técnica, puedes personalizar los diseños usando varios apliques en un mismo diseño, añadiendo puntadas sobre el tejido aplicado, solapando unos apliques sobre otros, …